• Vivienda y confort. Asegúrate que está presente en tu reforma

    El hogar no es solamente un lugar donde descansar del día a día. En él realizamos diversas actividades que pueden incluir trabajo, estudio, ocio… tareas muy diversas. Lo que sí existe es un elemento común, todos deseamos tener la sensación de confort en nuestro hogar.

    ¿Qué es el confort?

    Según la definición de la Real Academia Española, confort es aquello que produce bienestar y comodidades. En el hogar se presupone el confort y la funcionalidad para sus moradores, pero en algunos casos esta máxima no se cumple. ¿De qué depende el ansiado confort?  Si entendemos por confort en la vivienda esa sensación de bienestar el principal factor sería la temperatura y sensación térmica en la misma.

    ¿De qué depende?

    Varios factores intervienen: aislamientos, climatización… es decir, de un proyecto bien calculado y una obra bien ejecutados. No se puede garantizar el confort si no se ha calculado y proyectad un aislamiento adecuado, y este aislamiento no será efectivo si no se construye con cuidado a los detalles puesto que cualquier punto de escape mínimo permite la fuga de calor.

    ¿Cómo asegurar un nivel de confort?

    En primer lugar, la instalación de calefacción y el aislamiento de la vivienda deben estar bien calculados por un técnico competente. Y en segundo lugar  la ejecución debe estar realizada por profesionales que conocen como ejecutar y la importancia de los detalles constructivos para que lo proyectado sea una realidad.

    Asegúrate de que estos cálculos están en el proyecto, que existen detalles de como deben ser construidos en los planos y que la empresa que los ejecuta son profesionales que conocen los materiales elegidos y su ejecución.

    Para hacernos una idea de la eficacia global se puede tomar como referencia la calificación energética de la vivienda, que da una medida de cuan energéticamente eficiente es una vivienda.

    Con estas pautas podrás asegurarte que una vez reformada tu vivienda será un hogar cálido.