• Combinar los colores en casa con la regla 60-30-10 y la rueda cromática

    Elegir los colores adecuados es fundamental en el diseño de cualquier hogar. Una elección correcta hará que tu casa parezca más acabada y rezume armonía y personalidad, sin embargo si no planificas los colores adecuadamente el resultado puede ser caótico y estresante.

    Son muchos los factores que los diseñadores de interiores tienen en cuenta a la hora de definir la paleta de colores que van a usar en una estancia: si el espacio es pequeño o amplio, la cantidad de luz natural, el estilo decorativo… pero hay dos normas básicas que tod@s ell@s utilizan: la regla 60-30-10 y la rueda cromática. Sigue leyendo y te explicaremos cómo aplicarlas como un/una profesional.

    La regla 60 – 30 – 10

    Esta norma te ayudará a dosificar los colores que decidas usar en un espacio.

    Consiste en elegir un color principal que teñirá el 60% de la estancia, uno segundo que ocupará el 30% y un tercero lo hará al 10%. Tres colores son suficientes: el dominante, el secundario y el color de toque.

    Para elegir adecuadamente esos tres colores y no equivocarte te aconsejamos hacer uso de la siguiente norma: la rueda de color.

    La rueda cromática

    La rueda de colores es una herramienta muy valiosa para combinar colores. Hazte con una o imprime esta que te dejamos aquí y prueba esta tres técnicas:

    1. Combinar colores complementarios. Los colores complementarios son aquellos que están en un lado de la rueda y en el contrario.  Elige el color de base que quieres usar y busca dos colores enfrentados a ese. El resultado será un espacio con contraste de color pero sin estridencias.

     

    2. Combinar colores consecutivos. Consiste en combinar colores que se suceden en la rueda cromática. Pueden ser tres colores fríos o tres cálidos o que se mezclen entre ellos pero siempre que sean consecutivos. Estas combinaciones estarán llenas de armonía.

     

    3. Combinación monocolor. Elige un color y combínalo con los de su misma columna, jugando con la intensidad. Es la opción más clásica y menos arriesgada, no hay peligro de equivocarse.

    Siguiendo estas sencillas normas podrás planificar los colores de tu casa como un/una profesional. Si de todas formas necesitas asesoramiento u otros consejos, no dudes en consultarnos en Reformas Artetxe.